Síntomas y duración de un embarazo psicológico

Equipo
Síntomas y duración de un embarazo psicológico

El embarazo psicológico es un trastorno mental que afecta a algunas mujeres, tanto jóvenes como las de edad madura, por miedo a tener o a no tener un bebé, y que les hace creer que están embarazadas sin estarlo realmente.

¿Qué es el embarazo psicológico?

El embarazo psicológico, también conocido como embarazo, pseudociesis o embarazo virtual, es un trastorno mental que afecta especialmente a las jóvenes que tienen miedo de quedar embarazadas y a las mujeres cercanas a los cuarenta que desean fuertemente provocar un embarazo.

Convencidas de esperar un hijo, las mujeres con un trastorno psicológico de este tipo, presentan todos los síntomas similares a los del embarazo: ausencia de menstruación, náuseas, aumento de peso, dolores de estómago. Pero, en realidad, no están embarazadas. Y aunque la prueba de embarazo o la ecografía lo demuestren, a veces es posible que no lo puedan creer.

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo psicológico?

Bajo el efecto de un estrés significativo que produce un embarazo psicológico es posible que ya no se secreten las hormonas esenciales para el buen funcionamiento del ciclo. Esto conducirá a una interrupción o incluso a la ausencia de la menstruación.

Estos desequilibrios hormonales dictados por la mente actúan luego sobre todo el cuerpo llegando a producir todas las características de un embarazo. Sin embargo, las pruebas de embarazo y las ecografías indican que no existe un embarazo real.

En consecuencia, las mujeres que tienen un embarazo psicológico experimentan síntomas idénticos a los asociados con un embarazo verdadero.

  • Aumento de peso.
  • Vientre hinchado.
  • Cese de la menstruación (amenorrea).
  • Dolor y aumento de los senos.
  • Ablandamiento del cuello uterino.
  • Oscurecimiento de las areolas.
  • Aumento de la curvatura en la zona lumbar.
  • Antojos de consumir un alimento específico.
  • Nauseas.
  • Sensación de movimiento del “feto”.

Todos estos síntomas observan en la mayoría de las mujeres que padecen este trastorno.

¿Cuánto tiempo duran los síntomas?

Los síntomas de un embarazo psicológico no tienen un tiempo establecido. Dependiendo de la capacidad de aceptación de la mujer, sobre el hecho ficticio, los síntomas pueden durar o prolongarse aún más.

De ahí la necesidad de que la mujer se ponga en control con un médico para comenzar un tratamiento y lograr disminuir los síntomas, una vez que haya aceptado el hecho real de la situación.

¿Cuáles son las causas de un embarazo psicológico?

Como se mencionó anteriormente, el embarazo psicológico se explica la mayor parte de las veces por un trastorno psíquico: el deseo imperioso de tener un hijo o por el contrario, el miedo a quedar embarazada.

También puede ocurrir en mujeres que han tenido un aborto espontáneo, un aborto o un embarazo ectópico. En ocasiones, las causas son relacionadas al estrés, sobre todo en mujeres jóvenes y en torno a los 40 años, aunque los motivos son distintos.

Un desequilibrio hormonal, problemas personales graves o un tumor de ovario contribuyen en ocasiones a tener la convicción de estar embarazada. También puede estar ligado a un antiguo trastorno emocional, o incluso a un origen transgeneracional.

Por lo general, este fenómeno, muchas veces está ligado a factores externos tales como:

  • Estrés
  • Problemas familiares.
  • Problemas de conducta.
  • Pérdida de un hijo.
  • Aborto espontáneo, etc.
  • Requiere un apoyo específico para las mujeres con este trastorno.
  • Tumor ovárico: en algunos casos más raros, una razón física como un tumor en el ovario, que secreta la hormona del embarazo, puede causar un embarazo nervioso.

Riesgos y consecuencias

Los riesgos de un embarazo psicológico son más mentales que físicos. Este tipo de embarazo ficticio pone a prueba la salud mental de la afectada que en ocasiones puede llegar al estado de depresión.

La depresión se puede originar por el deseo exagerado de querer tener un hijo y no poder concretarlo, o por el miedo de no saber enfrentar el hecho de estar embarazada al no desearlo. El miedo y la ansiedad, en cada caso, hacen posible que la persona se encuentre en un estado depresivo real.

Este síntoma a su vez, puede afectar otras partes del organismo y comenzar a funcionar mal, originando otras condiciones médicas más graves.

Tratamientos

Un embarazo psicológico no debe ser pasado por alto o dejar de darle la importancia que merece. Sobre todo porque este evento puede conducir a un gran sufrimiento e incluso a mayores trastornos físicos si no se atiende.

De hecho, en muchos casos, las mujeres pueden recuperarse por sí mismas, pero, es posible que este fenómeno vuelva a ocurrir. Una mujer que experimenta un embarazo psicológico necesita apoyo de los familiares y atención médica de inmediato.

Tratamiento psicológico o psiquiatrico

Corresponde al psicológo poder convencer a la paciente de la verdad. Al demostrarle que no está embarazada, puede devolverla gradualmente a la realidad. Si lo considera necesario, puede remitir a la paciente a un psicólogo o psiquiatra.

Un psiquiatra podrá ir más allá y tratar de comprender por qué, trabajando en las causas profundas, se ha producido el invento de un embarazo. Una vez que la paciente toma conciencia, los síntomas del embarazo ficticio se regulan de forma natural.

Abordadas con un terapeuta competente, las mujeres que sufren de un embarazo irreal pueden ser ayudadas de manera duradera, permitiéndoles al mismo tiempo progresar personalmente y ganar confianza en sí mismas.

En la misma línea de ideas, la hipnosis ericksoniana y las terapias conductuales y cognitivas (TCC) también pueden ser ayudas valiosas.

Incluso, la homeopatía, en combinación con un control psicológico o psiquiátrico, puede estar indicada para reducir trastornos como las náuseas y los vómitos. Todos los demás síntomas irán desapareciendo a medida que la mujer se convenza de que su embarazo psicológico no es real.

Síntomas de embarazo psicológico en hombres

Aquí no nos referimos a un embarazo psicológico en un hombre, pero es frecuente la confusión con el síndrome couvade: síntomas de embarazo que afectan a cerca del 20% de los futuros papás cuando su pareja está embarazada.

Durante esta experiencia, los hombres pueden presentar síntomas propios del embarazo como náuseas, dolores de cabeza y de estómago, aumento de peso: esta somatización también es completamente psicológica y, con mayor frecuencia, se desarrolla al final del primer trimestre y disminuye en el segundo antes de comenzar de nuevo en el último.

Podría interesarte: Dolor de vientre en las primeras semanas en el embarazo, ¿qué puede ser?, ¿Puedo estar embarazada y menstruar el primer mes? y Usos del jengibre en el embarazo.

Un embarazo psicológico puede ser pasajero o prolongado, en el segundo caso, puede afectar significativamente la salud mental del paciente, llevándola a estados de depresión que a su vez, pueden dar paso a otras patologías.

El control psicológico y/o psiquiátrico es elemental para descubrir las causas y tratarlas correctamente hasta lograr que la paciente acepte el hecho real y los síntomas comiencen a desaparecer.

Cómo citar: Equipo, (s.f.). "Síntomas y duración de un embarazo psicológico". En: Embarazobebes.com. Disponible en: https://www.embarazobebes.com/embarazo/psicologico Consultado: 2022-11-25 05:05:33.
¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Síntomas y duración de un embarazo psicológico”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud y cuidados en el embarazo.