Cómo reforzar el sistema inmunitario en niños

Laura Ruiz
Cómo reforzar el sistema inmunitario en niños

Reforzar el sistema inmunitario en niños es posible poniendo en práctica una serie de actividades en la rutina diaria: cuidando la calidad de su alimentación y sueño, manteniendo su higiene y el equilibrio entre la vida escolar, el descanso y la actividad física, entre otros.

Métodos para activar el sistema inmunológico en niños

Resfriado, dolor de garganta, problemas de gastro, resfriado otra vez... Si tu hijo tiene una serie de enfermedades menores desde el comienzo del año escolar, debes saber que, como cualquier niño, él construye gradualmente sus defensas naturales al encontrarse con microbios comunes.

Pero ante las epidemias invernales, las múltiples ocasiones de contaminación en la escuela o en la familia y el cansancio de las largas jornadas, hace que su sistema inmunológico se ponga a prueba.

Para minimizar las frecuentes recaídas, mientras crece y su sistema inmunológico se va fortaleciendo de forma natural, puedes ayudar a tu hijo a mantenerse fuerte y defenderse mejor empleando una serie de acciones en su vida cotidiana.

Dieta equilibrada

Para resistir mejor a las enfermedades invernales, tu hijo debe beneficiarse de una dieta equilibrada y adaptada a sus necesidades nutricionales, repartida en 3 comidas y 1 merienda al día. Sus menús diarios deben incluir:

  • Almidones (patatas, pasta, arroz, etc.) en cada comida según el apetito.
  • 5 raciones de frutas y verduras al día (una ración = 1 puñado de tomates cherry o judías verdes, 1 plato de sopa, 1 manzana, etc.).
  • 3 a 4 porciones de productos lácteos (queso, yogur, leche, etc.).
  • De 1 a 2 raciones de carne, huevo o pescado al día según la edad, incluido el pescado dos veces por semana, incluido 1 pescado azul.

Vitaminas y nutrientes

Una dieta variada aporta a tu hijo todos los nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales, etc.) indispensables para la robustez de su organismo, incluidas sus defensas frente a las agresiones externas.

Las vitaminas A, B6, B9, B12, C, D y ciertos minerales (Cobre, Hierro, Selenio, Zinc) son particularmente reconocidos por contribuir juntos al funcionamiento normal del sistema inmunológico del niño.

Una ingesta diaria inferior a las recomendaciones en vitamina C en particular, puede conducir a una menor resistencia a las infecciones. Por lo tanto, debes poner cítricos en su dieta, tales como naranja, limón, perejil, pimientos, kiwi y repollo.

Actividad física y descanso 

Los expertos recomiendan que los niños realicen 1 hora de actividad física moderada al día para mantenerse en forma y saludables. Por ello, debes animar a tu hijo a moverse, ya sea haciendo deporte o jugando, acompáñalo a pie o en bicicleta al colegio.

Aunque el impacto de la actividad física en el fortalecimiento del sistema inmune del niño ha sido poco estudiado, los científicos creen que sus efectos beneficiosos comprobados sobre la inmunidad en adultos son probablemente similares en niños.

Pero, ¿sabías que hoy en día, además del tiempo que pasan sentados en la escuela, los niños pasan en promedio más de 2 horas diarias frente a una pantalla?

Al limitar el sedentarismo, le permites al niño reforzar sus defensas inmunitarias. Por lo tanto, controla el tiempo que pasa sentado frente a su consola, su computadora o su teléfono.

Aquí debe existir un equilibrio, ya que la acumulación de actividades escolares y extraescolares, así como exigencias de rendimiento demasiado altas, pueden provocar estrés en los niños que termina por debilitar el sistema inmunológico, causando un efecto contrario.

La idea es que cada día, el niño respete también sus periodos de relajación, descanso y calma.

Dormir lo suficiente

Tanto en niños como en adultos, un buen sueño contribuye a la producción de hormonas que fortalecen el sistema inmunológico. Según la edad, tu hijo debería dormir un número suficiente de horas:

  • Antes de los 6 años: más de 12 horas de sueño por noche con posibilidad de siesta durante el día (1h30 a 2 horas).
  • A partir de los 6 años: de 9 a 10 horas de sueño por noche.

Para regular su patrón de sueño, el niño debe acostarse temprano entre semana y no levantarse demasiado tarde los fines de semana.

Bloquear los gérmenes de invierno

Los gérmenes de invierno suelen atacar rápidamente el sistema inmune en los niños si éstos no están debidamente fortalecidos aún. Por lo tanto, los siguientes métodos los puedes poner en práctica para evitar cualquie exposicición.

Higiene de manos 

No olvides que la mayoría de los gérmenes responsables de las enfermedades invernales, respiratorias o digestivas, se transmiten por las manos.

Así que para reforzar el sistema inmune de tu niño, asegúrate de que las lave regularmente: al volver a casa, antes de comer, después de ir al baño, etc., y cuidadosamente con agua y jabón. Además, deberás lavar tus manos y las de tu hijo, después de sonarse y limpiarse la nariz.

Higiene de la nariz

Hasta los 7 u 8 años, el lavado regular de la nariz con un spray nasal apto para niños elimina las secreciones e irritantes (polvo, pelo, etc.) que debilitan las mucosas nasales.

Por lo tanto, puedes fortalecer el sistema inmunológico de tu pequeño y reducir el riesgo de resfriados o su duración, enseñando a tu hijo cómo sonarse la nariz correctamente. También debes enseñarle cómo evitar llevarse las manos a la boca, a la nariz y a los ojos. Es importante evitar que el pequeño no esté expuesto al humo del tabaco.

Mantener una temperatura adecuada exterior e interior

En invierno, el frío por sí solo no provoca un resfriado o una gripe, pero puede hacer que el cuerpo sea más vulnerable al ataque de gérmenes.

Así que asegúrate de que tu hijo use ropa adecuada. ropa suficientemente abrigada y seca, gorro, bufanda y guantes cuando esté afuera. Por otro lado, no sobrecalientes tu casa, mantén la habitación del niño a una temperatura entre 18 y 20°C y ventílala diariamente.

Podría interesarte: Las primeras palabras del bebé: Cómo y cuando empiezan a hablar, Cenas saludables para niños y Cómo evitar los terrores nocturnos en niños.

Saber cómo reforzar el sistema inmunitario de los niños, consiste básicamente en poner en práctica varios métodos en su rutina diaria relacionados con la higiene, el ejercicio, la alimentación y el cuidado, tanto en el hogar como en la escuela. Hacer esto es vital, al menos hasta que el niño haya crecido y desarrollado sus propias defensas de forma natural.

Cómo citar: Laura Ruiz, (s.f.). "Cómo reforzar el sistema inmunitario en niños". En: Embarazobebes.com. Disponible en: https://www.embarazobebes.com/ninos-ninas/sistema-inmunologico Consultado: 2022-09-19 12:16:39.
¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Cómo reforzar el sistema inmunitario en niños”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento.