¿Cuáles son las vacunas para tu bebe de 2 meses? - ¡Entérate aquí!

Isabel Serra Valoración: 9,2/10

Por Isabel Serra, Moda & Belleza. Actualizado el 08/04/2021.

Los expertos han aclamado la vacunación como uno de logros en salud pública más importantes del siglo XX y recalcan cómo las vacunas pediátricas han reducido drásticamente las enfermedades infecciosas y la mortalidad infantil. Los amplios programas de inmunización han servido para erradicar enfermedades como la viruela y la poliomielitis en casi todos los países. Por tanto, los beneficios de la vacunación son indiscutibles. 

Las vacunas infantiles están indicadas para la prevención de una variedad de infecciones virales y bacterianas y sus secuelas. No obstante, las recomendaciones específicas de vacunación para niños no son las mismas para todos ya que la exposición a enfermedades varía según la región.

En España, el Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP), organismo responsable de todo lo relacionado con la vacunación infantil, cada año publica un calendario de vacunaciones considerando la evidencia científica disponible sobre la efectividad, eficiencia y seguridad de las vacunas, así como la epidemiología de las enfermedades inmunoprevenibles.

¿Qué es una vacuna?

Una vacuna es un compuesto farmacológico que mejora la inmunidad de una persona a una enfermedad en particular. Cuando una bacteria o virus que causa una enfermedad invade el cuerpo humano, el sistema inmunológico reconoce este material como extraño, generalmente detectando porciones de proteínas específicas del organismo invasor, lo que se conoce como antígenos.

Las vacunas contienen una forma del agente causante de la enfermedad, ya sea una forma debilitada o muerta del propio microbio, una versión inactivada de sus toxinas o una proteína de la superficie del microbio. Al introducir una forma del agente, la vacuna presenta el antígeno al sistema inmunológico, lo que le permite reconocer este material como extraño y desarrollar anticuerpos y linfocitos T de memoria contra esos antígenos. Esto genera una respuesta inmune más rápida y robusta si el cuerpo se expone a estos patógenos en el futuro.

¿Qué vacunas debes colocarle a tu hijo?

Las vacunas pediátricas han reducido drásticamente las enfermedades infecciosas y la mortalidad infantil.

El calendario de la CAV-AEP indica cuáles son las vacunas que los padres deben colocarle a sus hijos. Particularmente, las vacunas a colocar a los niños con 2 meses edad de son:

Vacuna antihepatitis B (HB)

La inmunización con la vacuna contra la hepatitis B se administra para prevenir la enfermedad hepática grave que se puede desarrollar cuando los niños o adultos están infectados con el virus de la hepatitis B. Si bien la vacuna contra la hepatitis B se administra en una serie de tres inyecciones, evidencia científica sólida muestra que más del 90 por ciento de los niños inmunizados desarrollan niveles de anticuerpos protectores después de la primera dosis.

El virus de la hepatitis B ataca el hígado. Las infecciones por el virus de la hepatitis B se conocen como la "epidemia silenciosa" porque muchas personas infectadas no experimentan síntomas hasta décadas después, cuando desarrollan hepatitis (inflamación del hígado), cirrosis (enfermedad hepática grave) o cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular).

Vacuna frente a la difteria, el tétanos y la tosferina (DTPa) 

Los bebés necesitan 3 inyecciones de la vacuna DTPa para desarrollar altos niveles de protección contra estas enfermedades. Los peligros asociados con la difteria provienen de la toxina liberada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae, la cual dificulta la respiración y la deglución de los niños, pero también ataca el corazón, los riñones y los nervios.

El tétanos es otra enfermedad causada por una bacteria liberadora de toxinas llamada Clostridium tetani. A diferencia de la mayoría de las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas, el tétanos no es una enfermedad que se contagia de otra persona. Las bacterias viven en el suelo y, por lo general, ingresan al cuerpo después de pinchazos o heridas que no se mantienen limpias. Entre los elementos que pueden estar contaminados con la bacteria del tétanos se incluyen clavos o trozos de vidrio que yacen en el suelo.

La tosferina es una de las enfermedades más contagiosas que existen. Causada por la bacteria Bordetella pertussis, esta enfermedad hace que los niños tosan incontrolablemente. La tos puede ser tan fuerte y tan persistente que los niños no pueden recuperar el aliento y emiten un sonido de "chillido" cuando intentan respirar por una tráquea muy estrecha por la acumulación de mucosidad. La tosferina puede ser particularmente grave, incluso mortal, en los bebés. 

Vacuna antipoliomielítica inactivada (VPI)

Administrada en una serie de cuatro inyecciones a los 2, 4, 6 a 18 meses y nuevamente a los 4 a 6 años de edad, la inmunización antipoliomielítica inactivada es la única vacuna que se administra para prevenir la poliomielitis, una enfermedad causada por un virus muy contagioso.

La polio afecta a las personas de manera diferente: algunos no se sienten enfermos en absoluto, mientras que otros se quejan de cualquier cosa, desde dolor de garganta hasta fiebre, dolor de estómago o vómitos, rigidez en el cuello o dolor de cabeza. El virus causa su daño al primero replicarse o reproducirse, en los intestinos, luego viajando a través del torrente sanguíneo donde puede infectar el cerebro y la médula espinal. La parálisis causada por la polio ocurre cuando el virus se replica y ataca el sistema nervioso.

Vacuna conjugada frente al Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

Los pediatras de mayor edad comprenden el valor de la vacuna contra Haemophilus influenzae tipo b, ya que fueron testigos de cómo esta vacuna, introducida por primera vez a principios de la década de 1990, prácticamente eliminó una enfermedad que afectaba a miles de niños cada año. Se recomienda de 3 a 4 dosis de esta vacuna para todos los niños entre 2 y 15 meses de edad.

Haemophilus influenzae El tipo b (Hib) es una bacteria que infecta el revestimiento del cerebro y causa meningitis. Si bien la meningitis puede ser causada por varias bacterias diferentes, antes de la introducción de la vacuna, la bacteria Hib era, por mucho, la causa más común de meningitis. Los niños con meningitis suelen presentar fiebre, rigidez de cuello y somnolencia. No obstante, estos síntomas pueden progresar hasta incluir coma y muerte. Algunos niños se recuperan de la enfermedad pero quedan permanentemente paralizados, sordos, ciegos o mentalmente discapacitados. La bacteria Hib también puede causar infección del torrente sanguíneo (sepsis), neumonía, celulitis, artritis y epiglotitis.

Una vacuna es un compuesto farmacológico que mejora la inmunidad de una persona a una enfermedad en particular.

Vacuna conjugada frente al neumococo (VNC)

Al igual que  Haemophilus influenzae  tipo b (Hib), las bacterias neumocócicas Streptococcus pneumoniae afectan a los más indefensos de la población (bebés, niños y ancianos). Las enfermedades causadas por el neumococo incluyen meningitis, infecciones del torrente sanguíneo y neumonía. Se ha demostrado que la vacuna antineumocócica es muy eficaz para prevenir la infección por estas bacterias. Desde su autorización, esta vacuna se ha administrado de forma segura a millones de niños.

El neumococo es una bacteria que se encuentra comúnmente revistiendo la superficie de la nariz y la parte posterior de la garganta; de hecho, alrededor de 25 de cada 100 personas están colonizadas por neumococo. Muchos niños entrarán en contacto con el neumococo en algún momento en los 2 primeros años de vida.

Debido a que la mayoría de los adultos tienen inmunidad al neumococo, una madre transferirá pasivamente anticuerpos de su propia sangre a la sangre de su bebé antes de que nazca, los cuales suelen durar unos meses. Sin embargo, a medida que estos niveles de anticuerpos maternos disminuyen, el bebé se vuelve vulnerable. Es allí cuando la vacuna conjugada frente al neumococo se hace más importante.

Vacuna frente al rotavirus (RV)

Esta vacuna se administra en una serie de tres dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad y se puede aplicar con otras vacunas que normalmente se administran en esos momentos. El rotavirus es un virus que infecta el revestimiento de los intestinos. Aunque normalmente no se conoce por su nombre, la mayoría de los padres reconocen el rotavirus por sus síntomas: fiebre alta, vómitos intensos y persistentes y diarrea. Como resultado de esta infección, aproximadamente 1 de cada 65 niños afectados por este virus requieren hospitalización.

Importancia de la vacunación

La vacunación es vital para la salud pública. Se ha demostrado que la prevención de enfermedades prolonga la esperanza y mejora la calidad de vida. A medida que los movimientos contra la vacunación ganan terreno, enfermedades que se consideraron erradicadas o casi exterminadas han tenido brotes importantes.

Desafortunadamente, algunos proveedores de atención primaria y padres con frecuencia pasan por alto importantes medidas preventivas como las vacunas. En el caso de los niños, muchas veces los padres no conocen el calendario apropiado para las vacunas y, por lo tanto, suelen desconocer cuándo sus hijos están atrasados respecto a las inmunizaciones.

La Organización Mundial de la Salud ha hecho de la inmunización una prioridad, incluyéndola como un elemento central de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. De hecho, en 2012, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas, que tiene como objetivo prevenir millones de muertes aumentando el acceso y la utilización de vacunas en todo el mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR