¿Cuál es el significado de Nerea? - Origen y Etimología

img Valoración: 8.1/10

Por María Morillas, Moda & Belleza. Actualizado el 25/02/2021.

Una de las tareas más emocionantes e intimidantes de los padres que esperan un bebé es la elección de su nombre. Después de todo, el nombre que le den al nuevo integrante de la familia será su identidad de por vida. Si estás esperando una niña y te encuentras evaluando las posibilidades considera Nerea, un nombre especial que se distingue por ser fuera de lo común y tener un carácter excepcional.

Origen del nombre Nerea

Nerea es un nombre vasco cuyo significado es "mía". La primera portadora de este nombre fue la hija del poeta vasco Gabriel Celaya. Durante la dictadura española (1939 – 1975) los nombres vascos estaban prohibidos, por lo que el poeta tuvo que argumentar que este nombre era una versión femenina de "Nereo", que es un nombre griego.

En la mitología griega, Nereo –hijo de Ponto y Gea– era el Dios del mar y de la rica abundancia de peces del mar. Nereo vivía en las profundidades del Egeo con su esposa Doris con quien tuvo cincuenta hijas llamadas Nereidas o sirenas Nereas del Mar Mediterráneo. Una de ellas era Thetis, la madre del reconocido Aquiles.

Si bien el nombre Nerea apareció en la historia contemporánea, sus raíces se remontan a la antigua Grecia. No obstante, incluso cuando se dice que Nerea es un nombre vasco, y es común en esta parte de España, en realidad no pertenece al idioma vasco.

Personalidad de Nerea

Las personas de nombre Nerea sienten una fuerte afinidad por el agua y los paisajes acuáticos y fluviales. Las personas con este nombre se sienten mucho más a gusto en un ambiente cálido y seguro que en su vida diaria con sus exigentes condiciones. Por lo tanto, la mayor dificultad para ellos se enfoca en mantener un equilibrio entre estos dos mundos.Entre las personalidades que llevan este hermoso nombre se encuentra la actriz y cantante Nerea Rodríguez (en la imagen).

Personalidad

Quienes llevan este hermoso nombre suelen ser personas muy perceptivas, de gran calidez, amabilidad y que disfrutan de conversar y de participar en reuniones sociales. Por su naturaleza vivaz y cambiante, tienen propensión a actuar de forma irascible, temeraria, y en ocasiones, incluso testaruda. Estas personas pueden simpatizar rápidamente con alguien e igual de rápido perder el interés, lo que las lleva a enamorarse y desenamorarse con relativa frecuencia.

Además de ser muy intuitivas, las personas de nombre Nerea se refugian en su ensoñación o viven de manera despreocupada, buscando así olvidar ciertos recuerdos o huir de la realidad. La palabra "moral" no significa necesariamente algo para ellas, no por falta rigor en su comportamiento, sino porque consideran que la moralidad está íntimamente ligada a la acción.

Emocionalidad

Los sueños y aspiraciones de las personas de nombre Nerea están fuertemente ligados a su emotividad, lo que les lleva a instaurar un pequeño mundo onírico donde el alma es más importante que la razón. Una mujer nombrada Nerea cuenta con una gran receptividad, a pesar de estar poco dispuesta a compartir su mundo y sus emociones, como una forma de protegerse. Así que no muestra nada de su jardín emocional o de los sentimientos en los que se refugia.

Actividad

Voluntad, actividad y emotividad están al mismo nivel y están todos ligados a su ensueño, al plan que se ha marcado. Nerea es una persona que se desempeña con convicción y tiene facilidad para asumir correctivos si la acción no se corresponde con la meta planteada.

Nerea es una amante de la naturaleza por lo que se siente muy cómoda en áreas verdes. Debido a su esencia soñadora, es propensa a sufrir afecciones relacionadas con su salud mental, pero al procurar llevar una vida sana y equilibrada puede compensar fácilmente esta salud difusa.

De acuerdo a la mitología griega, el Dios Nereo tuvo cincuenta hijas conocidas como las Nereidas o sirenas Nereas del Mediterráneo.

Las personas con este nombre pueden requerir ayuda para abrirse a los demás, exteriorizarse y vivir en plenitud. Para que Nerea sea dinámica, tiene que salir de su ensoñación, proyectarse y enfrentarse a ese mundo que pretende desconocer.

Inteligencia

Vívida y discreta, Nerea tiene una inteligencia perspicaz que le permite ver rápidamente la mejor manera de lograr sus objetivos, de vivir realmente su vida, aunque esta inteligencia a veces se ve obstaculizada por su timidez.

Afectividad

A pesar de ser soñadoras las personas de nombre Nerea quieren ser amadas y sentirse seguras, pero el amor a veces puede asustarlas y verlo como una agresión y, en consecuencia son proclives  a alejarlo. Solo los sentimientos verdaderos pueden romper esa cadena que mantiene al corazón de estas personas en un marcado estado de cautela.

Sensorialidad

La sensualidad y los aspecto relacionados de las personas de nombre Nerea es complicada. Su propia sexualidad psíquica está mucho más orientada hacia su mente que hacia su físico, por lo que debe aprender a darle más estabilidad a su corazón y sus sentidos.

En resumen, si las personas de nombre Nerea dejan de huir y de refugiarse en su mundo interior, si no permiten que su deseo se desvanezca y aprovechan toda su perspicacia e inteligencia, tendrán todo lo necesario para vivir su vida serenamente.

Popularidad del nombre Nerea

Entre los años 1900 y 2019 se registraron 35.506 nacimientos de niñas que fueron llamadas Nerea, lo que representa un promedio anual de 298 de niños que llevan este particular nombre. La gran mayoría de niñas con nombre Nerea se ubican en España, seguido por Argentina, Francia, Italia, Reino Unido Austria y Bélgica, entre otros.

Personalidades que llevan el nombre Nerea

Entre las personalidades que llevan este nombre se encuentra Nerea Peña Abaurrea, jugadora española de balonmano que juega en Hungría; Nerea Pérez Machado y Nerea Gabirondo de la Hera, centrocampistas en la Primera División del futbol español; las reconocidas actrices Nerea Camacho Ramos y Nerea Barros Noya, la cantante y actriz Nerea Rodríguez, y la politóloga, activista feminista, investigadora y escritora Nerea Barloja Ramos.  

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR