15 ejercicios de yoga con bebes muy divertidos

Isabel Serra Valoración: 8.7/10

Por Isabel Serra, Moda & Belleza. Actualizado el 14/05/2021.

El yoga con una filosofía de vida que ofrece serenidad y armonía y que no establece límites de edad; y con esto, queremos referirnos que principalmente los bebés se benefician de estas posturas de forma natural. Si todavía no has practicado yoga con tu bebé, ¡este es el momento de comenzar! Conoce estos 15 ejercicios de yoga con bebés muy divertidos que te permiten a ti, imitar las posturas naturales de yoga de tu bebé para compartir con él.

Ejercicios naturales de yoga que hace tu bebé

Si crees que puede ser engorroso para ti practicar yoga con tu bebé, en realidad es todo lo contrario, para él será muy natural adquirir muchas posturas, mientras que para ti puede ser bastante complicado.

Así es, desde los primeros meses de su vida, un niño está en constante movimiento porque busca su equilibrio y tiene una flexibilidad que va perdiendo mientras crece. No dejes que esto ocurra y permítele mantenerse siempre en las condiciones saludables que le ofrecen los ejercicios de yoga.

A través de sus gestos, tu hijo continuamente se estira y adopta posturas de yoga, esas que a nosotros, como adultos, nos cuesta tanto lograr. Jugar con la flexibilidad de sus extremidades parece ser para él su segunda naturaleza. Luego, solo tendrás que guiarlo un poco para que se concentre en su respiración y aprenda, gracias a estos pequeños ejercicios, relajarse bien mientras crece.

15 posturas de yoga con bebés

Posturas de gato, perro, koala... son solo algunas posiciones de yoga para bebés que aprenderás a adoptar al igual que él, mientras te diviertes con tu pequeño en la estera de ejercicios y mientras lo ves desarrollándose y creciendo feliz.

Postura de gato

¡Una sesión de estiramiento al despertar! Al despertar los bebés estiran sus piernas hasta la punta de los dedos de los pies en abanico, con la cabeza enterrada en el colchón y la barbilla metida en el cuello. Así, su pecho se abre y su vientre es literalmente succionado bajo el efecto del estiramiento.

El niño puede incluso ponerse en posición de gato, una postura con la que debes estar familiarizado: antebrazos sobre el colchón, rodillas dobladas y nalgas hacia atrás, que estira perfectamente la espalda, la cabeza y los brazos. Adopta esta postura tú también al despertar y que tu bebé pueda darse cuenta que los dos hacen exactamente lo mismo.

Saludo al sol o postura de la oración

Dile a tu bebé que se coloque de pie con pies y piernas juntos. La espalda erguida y el mentón bajo. Luego solo debe llevar sus manos en posición de oración al centro de su pecho y hacer algunos ejercicios de respiración.

Postura de la montaña

Siguiendo con esta secuencia, dile a tu bebé que se pare erguido con los pies juntos y con los brazos estirados apuntando al piso con sus dedos. Dile que hunda su barriguita y expanda su pecho, luego tomar y botar el aire mientras lleva sus manos al cielo.

La posición de la esfinge

Cuando tu bebé comience a explorar el mundo que lo rodea, ¡comenzará a gatear! Sin embargo, es un ejercicio de estiramiento complicado para él, porque tiene que arrastrar un gran peso. ¡No es fácil avanzar cuando tienes la pelvis y la cabeza tan pesadas! Pero, tu bebé siempre llegará, y ahí es cuando se convierte en una verdadera esfinge con manos y pies como ventosas para moverse mejor. Aprovecha esta oportunidad para hacer tú también esta pose y practicar junto a tu bebé, invitándolo a realizarla dos o tres veces.

Postura de mariposa

Una vez que tu bebé se siente solo adoptará la postura de la mariposa con las piernas más o menos dobladas en estilo mariposa y los pies juntos; o la del pequeño indio sentado con una sola pierna doblada y la otra estirada o doblada hacia adelante. Gracias a estas posturas, tu bebé estará estable.

¡Atención! Para realizar esta postura, no es recomendable que sientes a tu bebé antes de tiempo, porque es muy probable que se caiga. La posición sentada de tu bebé para este ejercicio de yoga divertido, debe ser natural y, por lo tanto, debe poder realizarlo por sí solo.

Postura de la cobra

La siguiente postura, invita al niño a ponerse en posición acostado boca abajo, luego deberá poner sus manos al nivel de sus hombros en el suelo y levantar medio torso con la fuerza de sus bracitos, hasta estirarlo completamente hacia atrás y llevando su mirada al cielo.

Perro cabeza abajo

En este ejercicio de yoga con bebés, deberás decirle a tu niño que se coloque en posición de V invertida. Poner las palmas de las manos sobre la esterilla y llevar las caderas completamente al cielo y hacer un ángulo de 40 grados con los pies completamente puestos sobre la esterilla sin levantar los talones.

La estrella

Invita a tu bebé a ponerse de pie, completamente erguido y con las piernas un poco separadas. Dile que cierre los ojos y empiece a soñar... Luego dile que abra los ojos, y levante los brazos al cielo. Hazle ver que es una hermosa estrella que brilla en la noche.

Pinza sentada

Otra posición de yoga que a tu bebé le será fácil realizar pero a ti  no, es sentándose con las piernas cerradas y llevando su tronco la punta hacia el frente hasta pegarlo completamente de las piernitas y tomar sus pies por debajo.

El balón

Para hacer el ejercicio de yoga con tu bebé haciendo la postura del baló, debes decirle a tu bebé que se siente igual que tú a tu lado con las piernas mariposa.

Luego, dile que te imite y lleve sus dos manos sobre su estómago y luego aspirar aire suficiente para inflar la parte baja de la barriguita para bombear, hasta que se vuelva muy redondo como un bonito globo.

Luego pffffffff, dile que suelte el aire y mientras abre los brazos, hasta que todo el aire sale de completamente.

Posición de niño

Este ejercicio de yoga es muy natural para los bebés, sobre todo cuando duermen. Solo tienes que decirle que asuma su posición natural en el suelo, llevando sus piernitas debajo de su cuerpo que sus nalguitas toquen sus pies y pegando la frente en el suelo y tocando la sus pies con las manos.

Bebé cowboy

Si tu bebé es muy pequeño, puedes adoptar la posición de bebé cowboy para hacer ejercicios de yoga con tu bebé, mientras él se divierte.

Recuéstate sobre tu espalda y flexiona tus piernas hasta llevar las rodillas a tu pecho. Luego coloca a tu bebé sobre las piernas boca debajo de frente a ti y sujetando sus manos, haz el movimiento de caballito, subiendo y bajando tus piernas sin mover tu pelvis.

Puente elevadizo

Siguiendo con esta misma postura, baja las piernas y flexiónalas para hace elevación de caderas pero ahora con tu bebé sobre el abdomen. Cuando estés lista, lleva las caderas hacia arriba, sostenlas por unos 10 segundos y bájala nuevamente, espera 3 segundos y repite varias veces.

Postura del cadáver

Para comenzar a relajarse e ir finalizando la ronda de ejercicios de yoga con tu bebé, dile que asuma una posición acostado en el piso, completamente relajado como si estuviera dormido. Asegúrate de que tenga su columna totalmente alineada, los brazos separados del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba, los brazos separados del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba. Luego invítalo a hacer varios ejercicios de respiración.

Postura de relajación

A la hora de acostarse, tu niño estará boca arriba con la columna completamente plana y los brazos por encima de la cabeza. En esta posición, tu hijo estirará la barriga y ¡la relajación está garantizada!

Los beneficios del yoga para bebés

Después de practicar durante el día varias posiciones de yoga a conciencia, si tu niño es inquieto, ahora seguramente estará menos inquieto y mucho más atento.

Los ejercicios de yoga con bebés, incluso tendrán un impacto en su psique. Al tomar conciencia de su cuerpo, aumentará la confianza en sí mismo y, por tanto, sabrá hasta dónde puede llegar para no correr peligro.

En cuanto a ti, ¡qué sentimiento tan reconfortante ver todo lo que tu hijo es capaz de hacer! y poder practicarlos con él.

Para maximizar los efectos de estos ejercicios de yoga divertidos con bebés, recuerda dejar que tu pequeño florezca en silencio. ¡El bebé se desarrolla sin esfuerzo, por lo que no es necesario que lo estimules todo el tiempo! ¡Sobre todo, necesita tu amor, tus brazos y tu mirada segura!

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR