Cómo amamantar con pezón invertido o plano

María Morillas
Cómo amamantar con pezón invertido o plano

Amamantar con pezón invertido o plano resulta un desafío para muchas mamás, pero más allá del miedo y los falsos mitos, es posible poner en práctica algunos métodos y/o ejercicios para lograr facilitar la lactancia, tan importante para crear el vínculo madre-hijo con el recién nacido.

Problemas para amamantar con pezones planos o invertidos

Cuando un pezón está plano o invertido el bebé puede tener dificultad al succionar para llevar el pezón hacia la parte posterior de su paladar. Es posible que el bebé no pueda mantener el seno en la boca porque el pezón no llega a la parte posterior del paladar en su parte blanda y no puede desencadenar el reflejo de succión.

Por el contrario, un pezón plano o invertido solo puede llegar a la parte dura del paladar, lo que en ocasiones desencadena el reflejo de protrusión (desplazamiento patológico de un órgano hacia delante) de la lengua.

En consecuencia, el bebé no puede agarrar el pecho, y lo empujará con la lengua. Entonces, es posible que el bebé no pueda succionar o, si lo hace, es posible que no pueda estirar el pezón lo suficiente y comprimirlo contra el paladar duro, lo que provocará grietas.

Características de pezones planos o invertidos

Si no sabes reconocer un pezón plano o invertido, de uno normal, aquí te mencionamos las características de cada uno de ellos:

  • Pezones normales: este es el pezón más común, es prominente, sobresale unos milímetros de la areola.
  • Pezones planos: no sobresalen mucho más allá de la areola (el área oscura que los rodea) incluso cuando se someten a estimulación.
  • Pezones invertidos: también llamado invaginado o invertido. Es el pezón que se retrae hacia el seno en lugar de apuntar hacia afuera. Los conductos lácteos son demasiado cortos o se enroscan y tiran del pezón hacia adentro. Los pezones invertidos a veces pueden retraerse y terminar al nivel de la areola, o incluso hundirse en el tejido mamario.

Esta característica puede afectar a un pezón o a ambos. El número de mujeres primíparas con al menos un pezón invertido se estima en un 10%.

¿Cuál es la causa del pezón invertido?

El pezón invertido es de origen congénito la mayor parte del tiempo. Pero también puede llegar a serlo como resultado de una infección, un traumatismo o una cirugía. Si el pezón previamente normal se retrae, cambia de forma o se invierte, la madre debe consultar a su médico de inmediato. Una de las afecciones más frecuentes es galactoforitis (inflamación de uno o más conductos lácteos), un tumor canceroso, etc.

Sin embargo, la mayoría de las mujeres no supondrán ningún problema especial a la hora de amamantar, ya que los pezones con esta caracteristica se ponen erectos después de pellizcarlos suavemente o ponerlos en contacto con un frío, como un cubito de hielo (envuelto en un paño para evitar que se queme).

En algunos casos, un pezón invertido tendrá una apariencia umbilical, en estos casos se pueden proporcionar varias ayudas para apoyar la lactancia.

¿Cómo formar el pezón para amamantar?

Dependiendo de la elasticidad del seno/areola/pezón, diferentes técnicas pueden ayudar a amamantar al bebé en caso de tener pezón invertido o plano.

Estimulación táctil o fría del pezón plano o invertido 

Muchos de los llamados pezones planos o invertidos se ponen erectos después de pellizcarlos suavemente o después de estar en contacto con el frío. En estos casos, esta estimulación es suficiente, la madre no necesita ninguna ayuda especial para amamantar y bastará intentar con estos ejercicios para formar el pezón plano o invertido.

  • Haz rodar el pezón entre los dedos pulgar e índice para ayudarlo a salir.
  • Presiona tu seno con los dedos en forma de V o C justo detrás de la areola para sacar el pezón.
  • Pon brevemente tu pezón en contacto con una compresa fría o un cubito de hielo para que se destaque.
  • Utiliza la técnica de extracción manual o un extractor de leche durante unos minutos antes de amamantar para empujar más el pezón.

Otras mamás pueden tener un pezón más invertido que el otro. Si a pesar de todo lo que se ha puesto en marcha, es difícil lograr amamantar al bebé con ambos pechos, siempre es posible hacerlo con uno solo.

Encontrar la mejor posición para amamantar  

El pestillo del seno debe estar en la mejor condición posible para crear el vínculo amoroso madre/bebé. Por lo tanto, si tienes un pezón invertido o plano, debes encontrar la mejor posición para iniciar este ritual sagrado.

  • Ponte en una posición semi-reclinada con la espalda bien descansada.
  • Relájate y acurruca a tu bebé su vientre contra tu vientre.
  • Llénate de amor.
  • Cuando tu bebé quiera alimentarse, podrá hacer mini movimientos con la cabeza para prenderse de manera óptima.
  • Puedes probar este enfoque cuando el bebé esté despierto pero también cuando tenga un sueño ligero.

Si este enfoque no tiene éxito, puedes probar la posición de madonna invertida que es la postura más común para dar el pecho, o la posición de pelota de rugby y continuar con el pestillo asimétrico.

Relajación por contrapresión 

Cuando sube la leche, puede haber algunas dificultades porque el pecho está más tenso. Para evitar que esto suceda, se recomienda:

  • Probar con un masaje contra presión para reducir el edema y suavizar la zona areolar.
  • Una vez hecho esto, la areola se tornará más elástica.
  • Presiona con los dedos suavemente durante un minuto, alternando posiciones.

Técnica de tacos 

También se le puede llamar “emparedado”. Se trata de una técnica que consiste en aplanar el seno entre los dedos como un “taco”, y sostenerlo hasta que el bebé esté bien agarrado (de unos segundos a unos minutos).

Técnica de jeringa inversa

Si te preguntas cómo sacar el pezón con una jeringa, debes saber que esta técnica es muy efectiva para lograr la lactancia con pezones irregulares.

  • El método consiste en utilizar una jeringa de 5 ml, 10 ml o más grande dependiendo del tamaño de su pezón. Lo importante es que el diámetro de la jeringa sea más grande que el pezón.
  • Se debe recortar la parte donde se enrosca la jeringa para insertar el émbolo en ella.
  • Luego, colocar la jeringa invertida en el pezón y tirar suavemente del émbolo.

El efecto de ventosa puede ser dosificado por la madre, lo que evitará el dolor y estirará suavemente el pezón.

Técnica de la taza de té 

Con esta técnica es posible amamantar al bebé con pezón invertido o plano. La misma consiste en:

  • Pellizcar la areola por encima del pezón para tomar la piel entre los dedos sin tomar la glándula mamaria.
  • Presente el seno al bebé y sostener la piel pellizcada hasta que el bebé esté bien adherido al seno, entre unos segundos a dos minutos.
  • Esta técnica, que es eficaz, puede no funcionar en el caso de una mama estirada o una cirugía con incisión areolar.

En estos casos, intentar aliviar la contrapresión antes de la técnica de la taza de té.

Extracción manual o extractor de leche 

Con este método, todo lo que hay que hacer es extraerse la leche a mano o utilizar un extractor de leche durante unos minutos hasta que el pezón se estire lo suficiente.

También se puede extraer la leche hasta que llegue el reflejo de bajada y luego poner al bebé al pecho. El reflejo de eyección provocará los reflejos de succión y deglución que ayudarán al bebé a mantener el seno en la boca.

El uso del extractor de leche para amamantar cuando se tiene pezón invertido o plano nunca debe ser doloroso. Si es así, se debe bajar la intensidad y/o verificar que el tamaño de cada embudo sea el adecuado.

Utiliza una pezonera para ayudar a amamantar al bebé

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona y tu bebé todavía tiene problemas para prenderse a tus pezones planos o invertidos, algunos especialistas en lactancia recomiendan amamantar al bebé con un escudo.

Se trata de una pieza de silicona fina y flexible, cuya forma adopta la forma de la tetina, con orificios en su extremo para permitir el flujo de la leche.

La pezonera proporciona un agarre más grande y firme para el bebé y estimula su paladar para animarlo a succionar. Estas son generalmente soluciones a corto plazo.

Si todavía sientes dificultades o te duele al amamantar a tu bebé, la recomendación es hablar con una especialista de lactancia, quien verificará que el bebé se prenda correctamente con el protector de pezón.

Durante este proceso, es importante controlar el peso que del bebé para asegurarse de que su suministro de leche coincida con sus necesidades.

A medida que pasan las semanas, cuando el bebé succiona con mayor eficacia y los pezones se están acostumbrando a amamantar, es posible que la madre pueda amamantar con éxito sin necesidad de utilizar un protector.

¿Son eficaces los protectores y ejercicios para amamantar? 

Aunque algunas prácticas mencionan distintos métodos formadores de pezones durante el embarazo para que estén listos al momento del nacimiento, según algunos estudios, los ejercicios de estiramiento tipo Hoffmann serían ineficaces y las copas formadoras de pezones (también llamadas escudos) incluso serían contraproducentes.

Las madres que hicieron ejercicios de Hoffmann, no tuvieron diferencia en la lactancia en comparación con las demás.

Si una futura madre tiene dudas, debe consultar a un especialista en lactancia de IBCLC tan pronto como esté embarazada. Este especialista evaluará la elasticidad del seno, la areola y el pezón; de hecho, la textura de la areola juega un papel aún más importante que la forma del pezón.

Consejos de lactancia con pezón plano o invertido

Amamantar al bebé las primeras 24 horas es muy importantes, porque en esta etapa el bebé tiene un reflejo de succión más tonificado y habrá un mejor agarre al pecho.

  • Es mejor mantener al bebé cerca de la madre durante los primeros días "en la posición correcta", como en el enfoque de Nutrición Biológica,.
  • También se debe favorecer las tomas frecuentes para que perfeccione su succión.
  • Cuidado con una separación al nacer, porque esto puede ser especialmente perjudicial en caso de que la madre presente un pezón plano o invertido.

Podría interesarte: ¿Cuántas onzas debe tomar un bebé de 1 mes?, Cómo hacer galletas para bebés de ¡6 meses o más! y Manzanilla para bebés: cuándo se puede dar.

Son muchas las mamás, sobre todo las primerizas, que sienten miedo de amamantar con pezón invertido o plano.

Sin embargo, dependiendo de la elasticidad del seno/areola/pezón, diferentes técnicas pueden ayudar a sacar los pezones justo antes de prenderse, aunque, no es necesario fiarse de la forma del pezón para sacer conclusiones negativas. Es más bien la elasticidad del seno y de la areola lo que será decisivo para un buen agarre del bebé.

Cómo citar: María Morillas, (s.f.). "Cómo amamantar con pezón invertido o plano". En: Embarazobebes.com. Disponible en: https://www.embarazobebes.com/bebes/amamantar-pezon-invertido Consultado: 2022-11-25 05:05:33.
¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Cómo amamantar con pezón invertido o plano”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia y alimentación.