Arnés para bebés: ¿es bueno realmente?

Isabel Serra Valoración: 8.2/10

Por Isabel Serra , Moda & Belleza. Actualizado el 08/12/2021.

Arnés para bebés: ¿es bueno realmente?

En la actualidad, vemos como algunos padres llevan a sus hijos con accesorios que comúnmente se les conoce como correa o arnés. Estos implementos son una opción alternativa al cochecito o al arnés de transporte y se asemejan al hecho de pasear a una mascota, imagen que impacta a algunas personas y que ha sido polémica en el uso de este accesorio infantil. Para saber si utilizar el arnés para bebés es una buena práctica o no, aquí te daremos información al respecto.

¿Hay estudios sobre niños con arneses?

En la actualidad, no se conocen sobre estudios científicos oficiales serios sobre el uso del arnés para niños, sobre lo que podría tener como impacto en los niños o en la relación que tienen con sus padres. De hecho, elegir un arnés para el bebé es una elección muy personal para cada una de las familias.

¿En qué ocasiones utilizar un arnés con tu bebé?

Hay circunstancias en las que se hace imperativo encontrar una solución para no tener la mirada fija constantemente en nuestros mini aventureros o para tener las manos libres durante treinta segundos sin perder a uno de tus hijos de vista.

Por ejemplo, en los casos de una familia numerosa que tiene mellizos o trillizos, o simplemente un hijo en edad de caminar y con tendencia a correr, el arnés es muy apropiado para la tranquilidad de los padres y la seguridad de los hijos.

Caminar a un centro comercial lleno de gente o una visita a un lugar peligroso como el Gran Cañón, por ejemplo, o cruzar un estacionamiento abarrotado de coches, la elección del arnés está muy justificada. En este sentido, la seguridad es la prioridad.

Motivos que llevan al uso del arnés para bebés

  • Cuando tienes mellizos, trillizos o hijos con edad cercana, ellos descubren la alegría de caminar y trepar… pero, no siempre en la misma dirección. También querrás sacarlos un poco del cochecito porque al fin y al cabo son dos, pero eso no te impide querer darles un poco de libertad de movimiento a cada uno.
  • Se puede usar cuando empiezan a caminar pero también cuando llegas a un restaurante y no hay trona disponible o no tienes sistema de sujeción.
  • Puedes utilizar el arnés para sujetar adecuadamente a tus hijos y evitar una caída en un momento de descuido o en lugares peligrosos: en un puerto, en un barco, cerca de una piscina.
  • Al poner un bebé en el asiento del carrito del supermercado, y otro bebé caminando con el arnés, esto te permite hacer tus compras sin que uno de los dos tenga un accidente.
  • Debemos admitir que esto puede ser útil cuando estamos solos y tenemos que vigilar a nuestros niños pequeños que han decidido tomar su independencia y que se niegan a dar de la mano.
  • Este accesorio permite que el niño se sienta libre, sin poner mucha tensión en la correa mientras ayuda a prevenir caídas cuando la marcha aún es vacilante. E incluso, si no lo estás sosteniendo, el arnés para bebés permite frenarlo fácilmente cuando uno de los pequeños se escapa del parque o se apresura a salir a la calle.
  • El arnés para niños también resguarda la salud de tu espalda. El período de 1 a 2 años es bastante exigente físicamente para los padres de gemelos o más, por lo que el arnés puede ser útil para proteger tu espalda del peso constante.
  • Es un accesorio económico: los primeros precios rondan los 12 € en las tiendas. Luego están los modelos más elaborados y un poco más caros como los bolsos de jirafas, ranas y otros animales de todo tipo.
  • Sobre todo, también es compacto, nos puede hacer muchos servicios y cabe en el fondo de un bolso.

¿ Entonces, por qué no usar un arnés para bebés?

Algunos padres encuentran estos accesorios totalmente anti educativos e inhibidores de iniciativas para los pequeños. Pero, incluso en estos casos, es importante aceptar que los niños necesitan su espacio de libertad.

En la era de la educación positiva y los estudios de la neurociencia, que llevan a considerar a los bebés como un individuo por derecho propio y a tratarlos con tanto respeto como lo harían con un adulto, el arnés para bebés pareciera estar fuera de sintonía.

Desde esta perspectiva, la correa rima con una visión jerárquica de la educación, donde el padre tiene literalmente el control sobre su hijo. Sobre todo porque se utiliza el mismo accesorio para nuestros amigos caninos. Para algunos, esta práctica viola la dignidad del niño. Por lo tanto, algunas personas tienen los siguientes motivos para no utilizar el arnés para bebés.

  • Consideran que el accesorio se asemeja a una correa de perro y puede parecer degradante para el niño, llevándolo a una situación animal.
  • Otros papás tampoco lo encuentran útil porque pueden llevar perfectamente a sus niños en cochecito o agarrados de la mano y no necesitas usarlo.
  • El arnés haría que gemelos, mellizos o trillizos, llama aún más la atención y algunos padres no querrían esto, y muy al contrario, desean pasar desapercibidos.

Arnés para niños especiales ¿Es bueno realmente?

El arnés permite al niño explorar su entorno de una forma muy segura. Por ejemplo, un niño con síndrome TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) o diagnosticado con TEA (Trastorno del espectro autista) se beneficia mucho del uso del arnés,  porque es la única manera de que el padre pueda garantizar la seguridad del pequeño, en vista de que normalmente, los niños con una condición como esta, no aceptan ir tomados de la mano y además, son muy inquietos.

¿Cómo saber cuál es la decisión correcta entre usar o no un arnés para bebés?

Arnés para bebés: ¿es bueno realmente? - ¿Cómo saber cuál es la decisión correcta entre usar o no un arnés para bebés?

Los expertos dicen, que sobre todo, los papás deben confiar en su propio juicio y poner siempre el bienestar del niño en el centro del dilema. Si bien puede resultar muy útil y tranquilizador en determinados contextos, este implemento no debería ser un accesorio para usar en todas las salidas y paseos.

En espacios seguros donde los pequeños puedan divertirse, es mejor prescindir del uso del arnés para que puedan satisfacer su deseo de autonomía y su necesidad de ejercicio.

Entonces, para ser equilibrados, es muy posible involucrar al niño en la toma de decisiones si tiene un nivel de comprensión suficientemente desarrollado. Simplemente deberás preguntarle si prefiere permanecer en el cochecito o usar el arnés.

Aunque la opinión del niño es muy importante, cuando éste es aun muy pequeño para decidir, dependerá entonces de las circunstancias y de la salida o paseo que planeas hacer.

En consecuencia, cada caso es bien particular para decidir si es bueno realmente usar el arnés para bebés, y se debe actuar de acuerdo a cada uno. Cada situación será distinta, unas más adecuada que otras, según cada momento, cada circunstancia y cada niño.

LO MÁS POPULAR